¿Qué tienen en común la burbuja de las Puntocom y el Bitcoin? La historia se repite, al menos de momento

cotizacion bitcoin burbuja

La crisis de las Puntocom. No había internauta para tanta web

La burbuja de las Puntocom duró de 1997 a 2001. En ese período se crearon más de 60.000 compañías que usaban Internet como pieza angular de su negocio.

Ese monstruoso número de empresas hizo dudar a los inversores si había suficiente mercado para a cubrir la oferta de tantas empresas operando en un sector apenas existente pocos años atrás.

Las empresas empezaron a fusionarse entre ellas, las valientes arriesgaron comprando otras, mientras que la mayoría de ellas desapareció en el camino.

¿El resultado? El NASDAQ (el índice bursátil de las tecnológicas) pasó de 5000 puntos en el año 2000 a tan sólo 1300 dos años después.
Tres cuartas partes del capital se evaporaron. La cifra fue cercana a los 8 mil millones de dólares.

Pero Internet ofrecía una tecnología tan novedosa que cambió el mundo por completo. Una innovación que los mercados financieros tenían que retribuir más pronto que tarde.

empresas mas grandes capitalizacion bursatil
La hegemonía de las tecnológicas

Hoy, 18 años después, las mayores empresas del mundo son tecnológicas y usan Internet. Google, Facebook y Amazon lo hacen directamente, mientras que Apple y Microsoft crean hardware o software que se nutre de la red.

portada economist amazon google facebook apple

Utilicemos la historia para aprender.
Siempre que hay una tecnología que puede cambiar y revolucionar el mundo por completo nos inunda una euforia irracional de hooligan empresarial.
Nacen empresas debajo de las piedras que prometen cambiarlo todo. Nacen fieles seguidores más propios de un credo religioso.

Pasó con la fiebre de los tulipanes, pasó con las Puntocom, puede que esté pasando con el Bitcoin y volverá a pasar con alguna otra innovación.

Consejo inversor. Si la tecnología es tan buena como la venden, esperar a que se produzca una crisis que limpie y esterilice el sector.
Sólo quedarán las fuertes y esas pequeñas empresas sí serán las que cambien el mundo. Es eso que Nassim Taleb llama antifragilidad.

Ese pequeño número de empresas te dará una rentabilidad que ni en tus mejores sueños podrías soñar.

Blockchain, la tecnología que pocos entienden pero que todo el mundo ve como el futuro

Invertir en Bitcoin es algo de lo que siempre he renegado. Simplemente porque le quita el poder a los bancos centrales, a los gobiernos y a los bancos de inversión. Hoy por hoy los actores que mueven la batuta de la economía mundial. ¿Creéis que cederían ese poder tan fácilmente? Lo dudo. Va a costar años, décadas, siglos…

En lo que sí invertiría con más confianza es en la tecnología que está detrás (Blockchain). Además, lo haría, para reducir el riesgo, cuando una crisis provocada por las dudas de los inversores de si hay tanto mercado para tantas empresas (igual que pasó en las Puntocom) hiciese limpieza y nos mostrase mejor qué compañías tienen más potencial.

Esa crisis puede que no se produzca idénticamente igual a la crisis de las Puntocom. Aunque cuando hay una tecnología que puede cambiarlo todo primero hay una fase de euforia (todo el mundo invierte o habla de ello) y luego el mercado hace una corrección que acalla los egos inversores y muestra las cosas de una forma más realista.

En lo que va de año Bitcoin ha caído un 54%. Paralelamente el número de empresas que utilizan Blockchain como pieza angular de su negocio no para de crecer día a día… Nos esperan un buen filón de IPOs.

¿Creéis que hay suficiente demanda ahora mismo en el mercado para absorber tantas empresas que operan con una tecnología apenas existente años atrás?
¿Os resulta familiar la historia?

Lee el hilo y empieza a seguir a @dinerobolsa en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *