ampliacion capital bolsa

Ampliaciones de capital, ¿cómo debería actuar un inversor?

¿Qué son las ampliaciones de capital? ¿Cómo repercuten en la bolsa y en la cotización? Explicamos el derecho de suscripción y los efectos dilución y anuncio

Anteriormente aquí en Dinero Bolsa hablamos desde una perspectiva global sobre las decisiones de las empresas que afectan a la bolsa. Ampliaciones y reducciones de capital, OPA, OPV y el reparto de dividendos eran los cinco que tratamos con brevedad. Hoy nos centraremos en las ampliaciones de capital y su repercusión en las cotizaciones. ¿Cómo debería actuar un inversor cuando escucha en los medios que se avecina una ampliación de capital?

¿Por qué se hacen?

Una ampliación de capital tiene como fin la financiación de la empresa que cotiza en el mercado de valores. Aumentar sus fondos propios, o dicho de otra manera hacer crecer su capital social. La empresa necesita capital para expandirse, para llevar a cabo nuevos proyectos, para lanzar nuevos productos, para conquistar nuevos mercados.

Ejemplo: Sacyr se suma a la financiación barata para afrontar sus nuevos proyectos

Puede ser que una empresa vaya bien, sus cotizaciones estén en alza y se recurra a una ampliación de capital para obtener dinero que mejore su balance. A veces los grupos empresariales utilizan esta forma de financiarse para pagar sus deudas, para mejorar su situación. Es una vía de obtener capital que está exenta de intereses y plusvalías, a diferencia de pedir un préstamo en un banco.

Una ampliación de capital puede ser una forma de aumentar los recursos para expandirse en una atmósfera alcista donde toda va bien y quiere expandirse. Pero también puede ser que desde dentro de la empresa las cosas se estén haciendo mal y se haga un llamamiento a los inversores para pagar las deudas.

Derecho de suscripción preferente

Cuando hablamos de ampliaciones de capital es importante recalcar este derecho. Se trata de una ventaja que tienen los accionistas poseedores de títulos y que les otorga un privilegio de suscribir acciones cuando se emitan nuevas. Este derecho se puede comprar y vender en el mercado de la bolsa mientras que dure la ampliación. El derecho de suscripción es un producto financiero que cotiza.

Este derecho es obligatorio para todas las sociedades, ninguna pueda restringirlo en sus estatutos. Se encuentra regulado en el artículo 93 de la Ley de Sociedades de Capital. El precio de venta será el del valor nominal que se calculará con fórmulas, ratios y valoraciones del valor de la empresa.

Este privilegio nace con la misión de compensar el efecto dilución, que explicaremos a continuación. En algunas ampliaciones de capital se produce una pérdida de valor que hace que el precio de las acciones baje en las jornadas previas. Las acciones se diluyen.

Cuando un inversor escuche ampliación de capital en la prensa económica deberá hacer especial hincapié a dos hechos que se pueden producir. El primero es el efecto dilución que comentábamos. Cuando se emiten nuevas acciones los títulos que ya están creados van a perder valor, hay más cantidad y por la ley de oferta y demanda bajan de precio. Los inversores sabiendo esto intentan vender sus títulos para que cuando se emitan nuevas acciones puedan comprarlas. Tienen lo mismo, pero lo han obtenido a un precio más reducido.

El efecto anuncio, que es menos común, se produce en sociedades que van muy bien. Antes de la ampliación los inversores compran más acciones, aprovechándose del derecho de suscripción que obtendrán a posteriori. Con esta jugada pueden hacer crecer su paquete de acciones en esa empresa, pensando que las cotizaciones subirán debido a la buena situación empresarial.

Fuente | Diccionario económico Expansión

Foto | ABC

Deja un comentario