Padre Rico, Padre Pobre. Asentando los pilares de una mentalidad inversora generadora de riqueza

padre rico padre pobre libro robert t kiyosaki

Robert Kiyosaki es un autor mundialmente conocido por ser el que más libros ha vendido sobre finanzas personales. A través de su libro Padre Rico, Padre Pobre nos ayudará a dar nuestros primeros pasitos en cultura financiera, ahorro e inversión inteligente con un lenguaje ameno y totalmente comprensible para todos los públicos. Estoy seguro de que muchos partidos políticos españoles tildarían sus lecciones de “escalofriantes”. Una razón más de peso para comprar y leer el libro.

La mayor diferencia entre un rico y un pobre es la compresión del funcionamiento del dinero y para ello Kiyosaki nos muestra diferentes balances de situación de diferentes clases sociales: pobres, clase media y ricos. Los pobres solamente tienen pasivos y deudas financieras que pagar, no poseen ningún activo. La clase media (la inmensa mayoría de la gente) tiene activos financiados a través de pasivos (por ejemplo, la hipoteca o el coche pagado a plazos). Un rico sin embargo tiene un balance lleno de activos que le reportan ingresos pasivos sin mover un dedo.

Nuestro objetivo, si queremos alcanzar la libertad financiera y no tener que volver a trabajar por obligación ni un día más, es invertir en activos financieros. (acciones, bonos/obligaciones, bienes raíces como viviendas o terrenos para alquilar…)

Tu vivienda, la peor inversión

flujo dinero padre rico padre pobre

Para la clase media la casa donde viven es una inversión y más en un país donde abunda la cultura del ladrillo como el nuestro. Muchas personas te matarían con la mirada si le dijeses que su hogar que tanto le ha costado conseguir es un gasto y posiblemente el peor que han hecho en su vida.

Pero Robert Kiyosaki nos hace ver que si tu primera compra es una casa habrás entrado en lo que él llama “la carrera de la rata”. Habrás entrado en una espiral, como la rueda de un hámster, donde tendrás que levantarte todas las mañanas de tu vida para seguir pagado las letras de la hipoteca, las facturas y todos los demás gastos. Estarás trabajando toda tu vida, posiblemente en algo que no guste, para amortizar financieramente una decisión que tomaste mucho tiempo atrás…

Robert Kiyosaki, propone destinar ese dinero en comprar activos que generen ingresos. Por dar un ejemplo puedes comprar una casa para luego alquilarla y obtener rentas vitalicias. A partir de ahí, si tu deseo es comprar una vivienda y vivir en ella 50 años (no es mi caso), podrás pagarla con mucha más facilidad. El coste de oportunidad de no invertir todos tus ahorros (los pasados y los futuros) en ese “activo” es enorme.

Invierte en ti. Equivócate. Aprende. Enriquécete.

Una de las cosas que más me ha gustado de Robert Kiyosaki es su forma de pensar y sus habilidades natas de vendedor. A veces menciona en el libro que es mejor renunciar a obtener más dinero en el corto plazo a cambio de obtener conocimientos que te permitan obtener más en un horizonte temporal más amplio.

Por esta razón, Kiyosaki renunció a un empleo con mejor sueldo por uno de vendedor en Xerox. El programa de ventas de la empresa de impresoras, que por aquel entonces era uno de los mejores de EEUU,  le dió Kiyosaki una visión y un conocimiento de las ventas que a posteriori utilizó en su beneficio propio.

Los conocimientos que debes poseer para hacer rico, según el autor de Padre Rico Padre Pobre, son la contabilidad financiera, los mercados financieros, las leyes y sobre inversión.

La forma de pensar de Robert Kiyosaki unificada en frases célebres

frase gobierno cita celebre robert kiyosaki

Algunas de las citas que más me han gustado y he subrayado en el libro para poder recordarlas con facilidad son:

“Mantén tus gastos bajo mínimos, reduce los pasivos y, con mucha disciplina, ve construyendo una base de activos sólida.”

“La gran diferencia entre ricos, pobres y clase media es que los ricos lo último que adoptan son los lujos, mientas que los demás lo hacen lo primero.”

 “Hay dos emociones que siempre controlan la vida de la gente: el miedo y la codicia.”

“Conozco mucha gente que dice ‘Ah, el dinero no me interesa’; sin embargo trabajan ocho horas diarias.”

“La mayoría de gente no sabe que quien toma sus decisiones no es su cabeza, sino sus emociones.”

“Aprende a utilizar tus emociones para pensar, pero no pienses con tus emociones.”

“Un empleo es una solución a corto plazo para un problema permanente.”

“Este modelo en el que la vivienda es considera una inversión, y la filosofía de que un aumento de suelo implica que es posible comprar un inmueble mayor o gastar más, es la base que  sustenta a nuestra endeuda sociedad.”

“Con frecuencia, los que avanzan en el mundo real no son los más inteligentes sino los más temerarios.”

“El fracaso es parte del proceso de alcanzar el éxito y, por eso, la gente que lo elude tampoco triunfa.”

“La seguridad en el empleo lo era todo para mi padre pobre. Para mi padre rico, lo más importante era el aprendizaje.”

“Los empleados sólo trabajan lo suficiente para no ser despedidos, y los dueños sólo lo suficiente para que los empleados no renuncien.”

“Las habilidades especializadas más importantes son ventas y marketing.”

“Gana o aprende.”

Comprar libro en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *