Inversión zen. Las ventajas de invertir de una forma minimalista

inversion zen minimalismo simplificar

“La simplicidad es la llave maestra para tener éxito en la inversión. Cuando haya muchas soluciones a un mismo problema, elige siempre la más simple.” John Bogle

A veces menos es más y simplificar es sinónimo de aumentar. El ruido nos desorienta y nos ciega. Más información es menos conocimiento. Y tener 20 inversiones es menos rentable y más time-consuming que 5.

El ser humano es una auténtica máquina de complicarse la vida. Somos genios de la innovación que tornamos lo realmente sencillo en verdaderamente complicado (tristemente a veces incluso en trágico). Nos ahogamos en un vaso medio vacío de agua. No sabemos acallar nuestra voz interior que lo enturbia todo.

En el mundo hay hueco para todo. Hay gente, como a mí, a la que le gusta analizar compañías, ver las rentabilidades de distintos fondos de inversión, ver como se está comportando las commodities como el oro y el petróleo constantemente. La rentabilidad de los bonos soberanos, la prima de riesgo, el mercado de divisas… Vivir enganchado a los números y a las gráficas.

Pero cuando le hablo a la mayoría de los amigos y conocidos de estas cosas me ponen ojos de búho y no saben dónde meterse. Deduzco que no comparten conmigo mi pasión por los mercados financieros, y no hay nada malo en ello. El progreso humano está en la especialización.

La mayoría de gente simplemente y llanamente quiere rentabilizar sus ahorros y hacerlos crecer. Quieren olvidarse de cualquier problema y dolor de cabeza, pero tampoco quieren renunciar a obtener más beneficios. Si eres ese tipo de personas, estoy seguro de que la inversión zen te va a gustar.

Las ventajas de invertir como lo haría Buddha. Mindfulness para tus finanzas

  • Reducir los gastos financieros y comisiones, así como los impuestos. Un portfolio de activos que en la mayoría de las veces costarán menos de un 1% anual si eliges con inteligencia y cabeza.
  • Análisis sencillo de los resultados obtenidos. No necesitas ni abrir Excel, puedes calcular la rentabilidad anual que has obtenido con la calculadora de tu móvil.
  • Balanceos simplificados. Vender activos en cartera para comprar otros que te pueden dar mayor beneficio de una forma minimalista.
  • Presentación de impuestos más simple. Te ahorrará un dolor de cabeza y varios Ibuprofenos. Odiarás un poquito menos a Hacienda. Además, eliminarás papeleo y burrocracia. Salvarás muchos bosques siendo más ecologista.
  • Pero el mayor beneficio de todos es que es una cartera de inversiones simple (y no por ello menos efectiva) te permitirá pasar más tiempo con tu familia y amigos, reduciendo a casi cero el tiempo que pasas gestionando tus finanzas e inversiones. Tus ahorros crecerán en piloto automático.

¿Cómo convertirse en un inversor minimalista?

John Bogle, fundador de Vanguard (uno de los mayores fondos de inversión del mundo nos aconseja a través de su filosofía de inversión conocida como Bogleheads a simplificar nuestra inversión.

Lo hace a través del libro el cual es autor El Pequeño Libro Para Invertir Con Sentido Común. En la obra nos recomienda invertir en tan sólo dos fondos: Vanguard Total Stock Market Index Fund (el cual replica a toda la renta variable mundial) y Total Bond Market Index Fund (fondo que replica a la renta fija). En este caso la cartera de John Bogle está compuesta únicamente de dos inversiones. No es necesario más, según Bogle, para obtener rentabilidades que en la mayoría de los casos los costosos fondos de inversión no conseguirán obtener.

La inversión minimalista o zen es una forma de entender a los mercados. Para seguirla no tienes que replicar a rajatabla estos dos fondos. Algunos autores de Bogleheads, en cambio, recomiendan invertir en 3-4 posiciones. Lo importante es entender que a veces tener menos inversiones puede ser más fructífero tanto en rentabilidad como en dolores de cabeza. Es necesario, sin embargo adaptar cada cartera a cada perfil de riesgo.

Para finalizar. William Bernstein, inversor de reconocido prestigio decía: “¿Te parece una cartera de inversiones tremendamente simple e incluso poco profesional? Ve a por ella. En las últimas décadas, una aplastante mayoría de inversores profesionales no serán capaces de batirla.”

Fuente: Bogleheads

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *