¿Nunca has invertido? 4 poderosas razones para empezar hoy mismo

por que empezar a invertir cuanto antes

¿Nunca has invertido antes en los mercados financieros? Si estás preguntándote si empezar o no a destinar una parte de tus ahorros a la Bolsa este artículo te interesa.

En las siguientes líneas te describiré con todo lujo de detalles las razones para hacerlo lo antes posible.

Intentar buscar la perfección mata a la acción. La gente se pasa infinidad de tiempo buscando el mejor momento para invertir, unas acciones infravaloradas que den el próximo pelotazo, un producto financiero exótico con grandes posibilidades de revalorización, la start up que va a revolucionar el mundo…

Cuando lo mejor que puede hacer un principiante de la inversión es lanzarse a invertir lo antes posible. Posteriormente ya tendrá tiempo de mejorar y perfeccionar. 

Primero dispara. Luego cuando sepas donde ha ido la bala, afina la puntería. 

Lo más importante para alguien que nunca ha invertido debería ser el cuándo (lo antes posible) y no el dónde (elegir el mejor producto de inversión en el mar de la infinidad de opciones)

¿Por qué deberías empezar a invertir cuanto antes si nunca has invertido en los mercados financieros? 

Al invertir dinero ganarás experiencia inversora, aprenderás antes de tus errores y empezarás a beneficiarte de las bondades de la capitalización compuesta. Además, adquirirás el hábito de ahorrar e invertir todos los meses.

Veamos una por una.

📌Adquirir experiencia inversora

La experiencia es un grado. Asegúrate unas buenas prácticas, porque posteriormente para trabajos más cualificados se valora más tu experiencia que tu expediente académico. Habrás escuchado en la universidad. Yo lo escuché un trillón de veces. Y me resultó muy útil para iniciar mi carrera profesional.

Lo mismo se puede aplicar en la Bolsa. Sólo con tu experiencia y lanzándote a invertir cuanto antes, averiguarás dónde es el mejor sitio para invertir tus ahorros.

Puedes leer cien libros de finanzas personales, inversión y economía. Seguir a todos los expertos de Bolsa en Twitter a diario durante años, preguntar a asesores financieros expertos en el tema, investigar en blogs infinidad de horas… pero si no inviertes tu propio dinero de nada sirve. Nunca aprenderás de verdad.

⌛️ Cometer errores lo antes posible

«Nunca preguntes a nadie sobre su recomendación, opinión o pronóstico. Pregúntale si lo tienen, o no lo tienen, en su portfolio.» Nassim Taleb.

Las lecciones más valiosas que aprende un inversor son cuando se juega su propio dinero. Es lo que se conoce como skin in the game (jugarse la piel). Cuando inviertes tu propio patrimonio analizas todas las opciones con más detenimiento. Si ganas lo celebras, pero si pierdes intentas encontrar todas las explicaciones.

¿Por qué he perdido dinero? ¿Quizás sea porque mi inversión no era tan buena como me pensaba? ¿O puede que haya invertido en un mal momento o haya ignorado alguna variable importante?

Cometer errores es una parte crucial de cualquier proceso de aprendizaje. No tengas miedo a perder dinero si conlleva aprender una lección. Ese cúmulo de pequeñas pérdidas de dinero transformadas en aprendizajes harán que a la larga ganes mucho más que simplemente no haber invertido por miedo a perder.

Para que te hagas una idea yo empecé a invertir en Bolsa atraído por el trading y los beneficios rápidos. Perdí algo de dinero, afortundamente poco, pero me hizo replantearme toda mi estrategia y buscar nuevas formas de invertir.

Ahora invierto principalmente mi dinero a través de robo advisors o gestores automatizados. Lo hago con paciencia, aportaciones periódicas y sentido común. Justamente lo contrario que hacía cuando empecé con esto de la Bolsa.

📈 Beneficiarte de la capitalización compuesta

«El interés compuesto es la octava maravilla del mundo. El que lo entiende, lo gana; el que no lo entiende, lo paga.» -Albert Einstein

Empezar a invertir lo antes posible hará que ganes más a la larga. Los intereses generan más intereses que a su vez te generan más intereses. Es como una bola de nieve. Si lo dejas más tiempo, cada vez las plusvalías serán superiores al dinero que inviertes.

Con esto ejemplo seguro que lo ves mucho mejor. Imagina dos situaciones:

  • Una persona decide invertir desde los 25 a los 50 años 3.000 euros anuales. Con una rentabilidad del 7%, al final de período tendrá 206.029,41€.
  •  Otra persona decide invertir 6.000 euros al año desde los 37 a los 50. Al final tendrá en su cartera 135.302,93€ con el mismo retorno anual.
  • La primera persona ha invertido en total 75.000€ (25 x 3.000), mientras que la segunda lo ha hecho 84.000 (6.000 x 14)
  • Conclusión: habiendo invertido menos dinero, el primer ejemplo ha obtenido muchísima más rentabilidad debido a la capitalización compuesta de los intereses. Empezar a invertir joven tiene su premio cuando seas más mayor.

¿Entiendes la importancia de invertir lo antes posible? La capitalización compuesta es tu mejor amiga.

🛡️ Adquirir hábitos financieros saludables

«No llegas al nivel de tus metas. Caes al nivel de tus sistemas.» James Clear.

No importa lo ambiciosas que sean tus metas. Lo que importa es lo que haces repetidamente. La consistencia de tus acciones marcará la diferencia. 

Imagina que te propones correr una mediamaratón sin estar en forma. ¿Qué pasará? Muy probablemente, si tu fuerza de voluntad no es muy alta, acabarás abandonando. Mejor proponte salir a correr dos veces por semana. Si todo va bien, corre esos 20k.

En vez de proponerte un objetivo ambicioso y poco realista (ganar 100.000€ en Bolsa) busca la adherencia de tus acciones (invertir todos los meses un porcentaje de tu sueldo). De esta forma ganarás consistencia en tus acciones, y te asegurarás no abandonar a las primeras de cambio.

Al invertir lo antes posible te obligarás a forjar unos hábitos financieros saludables que te acompañarán el resto de tu vida. Cuando adquieres hábitos todo se vuelve más fácil. Al poco tiempo ni siquiera te costará ahorrar e invertir, lo harás como una autómata. 

Los hábitos que personalmente he adquirido gracias a la inversión.

  • Controlar mis gastos y ahorrar. Todos los meses sé exactamente el dinero que me he gastado y cómo lo he hecho. Me fijo un porcentaje de ahorro mensual de mínimo el 10% de mis ingresos e intento cumplirlo.
  • Disciplina para invertir todos los meses y paciencia para obtener resultados. Aquí no hay atajos.
  • Aptitud escéptica. No me creo nada de nadie sin antes investigarlo por mí mismo. Más cuando invierto mi dinero. La inversión en Bolsa me ha enseñado a perseguir el sentido común y alejarme de fantasías que se alejan de la realidad

¿Te he convencido? ¿Quieres empezar a invertir tus ahorros en los mercados financieros con sentido común pero sin renunciar a una buena rentabilidad? Te recomiendo que le eches un vistazo a esta guía para invertir dinero en Bolsa. Condenso todo lo que necesitas saber en sólo un post.

¿Nunca has invertido? 4 poderosas razones para empezar hoy mismo
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *