pequeño libro invertir sentido comun john bogle

El pequeño libro para invertir con sentido común (John Bogle)

El Pequeño libro para invertir con sentido común, escrito por John Bogle, nos ofrece una muy amena y acertada introducción a la inversión en fondos indexados. Una alternativa que vence en rentabilidad neta a la mayoría de los fondos de gestión activa en el largo plazo.

Si solo tuviese que leer un libro de inversión me quedaría con este. La verdad es que no necesitas saber mucho más para tener éxito invirtiendo.

Sencillo, bellamente escrito, y directamente al grano. Redunda sentido común en cada frase.

Su autor, John Bogle, el hombre que ahorró 2$ billones al mundo, es una de esas personas que debería tener una estatua en Wall Street. Aunque quizás la mayor parte de la industria de la inversión que se ha alimentado de la ignorancia de la gente para quemar a sus clientes con comisiones injustificadas no estarían muy de acuerdo conmigo.

Fue el fundador de The Vanguard Group, empresa con la cual ahorró millones a sus clientes con las comisiones de gestión más bajas y que lidera después de BlackRock todos los rankings con más activos bajo gestión. No sólo priorizó el beneficiar al cliente antes que aumentar su patrimonio personal, sino que hizo una labor hercúlea durante más de cuatro décadas difundiendo la gestión pasiva y la democratización de la inversión.

¿Cuáles son las principales lecciones que podemos extraer de la lectura de El pequeño libro para invertir con sentido común?

Elige la solución de inversión más simple

“Simplemente, evita la complejidad, confía en la simplicidad, saca los costes de la ecuación y confía en la aritmética.” John Bogle

fondos indexados vs fondos inversion

John Bogle es un firme defensor de la simplicidad a la hora de invertir. ¿Por qué complicar algo sencillo? Como regla general, cuanto más compleja es una predicción económica o método de inversión, menos probabilidades hay de que se cumpla. Además, mucho más difícil de ceñirte al plan marcado en el largo plazo.

Compra un fondo indexado que replique a las mayores empresas del mundo (ya sea S&P 500 o MSCI World) y mantenlo toda tu vida. Con un sólo producto de inversión estarás invirtiendo en las mejores empresas a la vez y beneficiándote del crecimiento económico mundial.

Juega a juegos de suma positiva y no a juegos de suma cero. Un juego de suma positiva es invertir a que el mundo crecerá. Históricamente el mundo siempre ha crecido, por lo que no deberías de preocuparte. En cambio, los juegos de suma cero (comprar y vender acciones en el corto plazo), siempre hay perdedores y ganadores. Para que unos ganen, otros tienen que perder.

Las matemáticas nunca fallan. Tampoco en la inversión

“En lo que respecta las rentabilidades, el tiempo es tu amigo. Pero en lo que respecta a los costes, el tiempo es tu enemigo.” John Bogle

tirania capitalizar costes

A la hora de elegir un producto de inversión debemos seguir unas reglas básicas de aritmética. Nuestra rentabilidad neta (lo que realmente obtenemos) es el resultado de quitar toda las comisiones de gestión, de custodia, e intermediación y todos los costes de estructura de la industria de inversión (marketing, asesores financieros, suculentas nóminas de gestores…). Todo ello forma lo que Bogle ha llamado la tiranía de componer los costes.

Para ver el trozo de pastel que debería ser tuyo, pero que acaban quedándose los intermediarios financieros, pone un ejemplo muy bueno en el libro. Imagina invertir 10.000$ durante 50 años. En el primer caso obtenemos una rentabilidad anual del 8.0%. En el segundo, pagando todas las comisiones asociadas, obtendríamos un retorno anual limpio del 5.5%.

En el primer caso, obtendríamos 469.000$, mientras que en el segundo tan solo 145.000$. Un trozo de pastel más de 3 veces más pequeño… Ese 2.5% adicional es la media que suelen cobrarte. Cuando en realidad podrías estar pagando mucho menos.

De ahí, la importancia de elegir un producto de inversión con las mínimas comisiones y no pagar sobrecostes de más. Nunca deberías invertir sin antes saber los gastos que vas a pagar al detalle.

Selección de frases del Pequeño libro para invertir con sentido común

En la selección de frases de inversión que hice tienes mis 5 frases favoritas de Jack Bogle. Muchas están cogidas de este libro. Sin embargo, he hecho una selección más amplia aprovechando la lectura del libro. Creo que resumen fantásticamente la filosofía de inversión de John Bogle.

No busques una aguja en un pajar. ¡Limítate a comprar el pajar!

Los fondos indexados eliminan el riesgo de las acciones individuales, el riesgo sectorial y el riesgo de selección del gestor. Sólo permanece el riesgo de mercado.

La Bolsa es una distracción gigantesca.

El motivo por el que las rentabilidades anuales de las acciones son tan volátiles se debe en gran parte a las emociones de invertir.

Gracias al crecimiento, la productividad, la inventiva y la innovación de nuestras corporaciones, el capitalismo crea riqueza, un juego de suma positiva para sus propietarios. Las rentabilidades que obtienen los negocios se traducen en última instancia en las rentabilidades que obtiene la Bolsa.

Batir al mercado de valores es un juego de suma cero. Pero los costes de jugar a la inversión reducen las ganancias de los ganadores y aumentan las pérdidas de los perdedores. ¿Quién gana? Los intermediarios.

En el casino, la casa siempre gana. En las carreras de caballos el hipódromo siempre gana. En la lotería primitiva el Estado siempre gana. En la inversión no es diferente.

Los inversores de fondos confían en que podrán seleccionar fácilmente gestores de fondos superiores. Se equivocan.

El camino a la riqueza para los que están en el negocio es persuadir a sus clientes, “No te quedes quieto. Haz algo.” Pero el camino hacia la riqueza para el conjunto de sus clientes es seguir la máxima opuesta. “No hagas nada. Estate quieto.”

A lo largo del tiempo, las ganancias agregadas realizadas por los accionistas necesariamente deben ajustarse a las ganancias de la compañía.

Es peligroso aplicar al futuro argumentos inductivos basados en la experiencia pasada.

Es asombroso lo difícil que le resulta a un hombre entender algo si se le paga una pequeña fortuna para que no lo entienda.

El dinero fluye a la mayoría de los fondos después de un buen rendimiento, y cesa cuando le sucede un mal rendimiento.

Las rentabilidades de los fondos quedan arrasadas por los costes, los impuestos y la inflación.

Los productos estelares en el campo de los fondos de inversión rara vez son estrellas; con demasiada frecuencia son cometas.

Respaldo la idea de que para muchos, sino para la mayoría de los inversores, el aseramiento financiero ofrece un servicio valioso al darte tranquilidad, al ayudarte a establecer una catera de inversión sensata que se ajuste a tu apetito de rentabilidad, y a tu tolerancia al riesgo, y al ayudarte a mantenerte fiel al plan propuesto en tiempos turbulentos.

Aunque… El asesoramiento en su totalidad tiene valor negativo.

Los fondos indexados perduran, mientras que la mayoría de asesores y fondos no.

El sentido común nos dice que el rendimiento va y viene, pero los costes permanecen.

Cuanto más se llevan los gestores y los intermediarios, menos se llevan los inversores.

Haz hincapíe en los fondos indexados que representen a todo el mercado. Considera cuidadosamente tu tolerancia al riesgo y la proporción de tus inversiones que asignas a renta variable. Y luego permanece fiel a tu plan.

Tu fondo indexado no debería ser la vaca lechera de tu gestor. Debería ser tu propia vaca lechera.

Nunca pienses que sabes más que el mercado. Nadie lo hace.

El mayor enemigo de un buen plan es el sueño de un plan perfecto. Nunca abandones el buen plan.

En la inversión, la estrategia ganadora para cosechar las recompensas del capitalismo depende de poseer empresas, no de comprar y vender acciones.

El fondo indexado clásico es el único fondo de inversión que puedes mantener para siempre.

Ningún negocio puede desoír eternamente los intereses de sus clientes.

Puede que la estrategia de invertir solo en fondos indexados no sea la mejor estrategia jamás pensada, pero el número de estrategias de inversión peores es infinito.

Espero que te haya gustado. Y recuerda siempre: Stay the course!

Valoración personal El pequeño libro para invertir con sentido común. 9/10.

Comprar libro en Amazon

Español: El pequeño libro para invertir con sentido común (Deusto)

Inglés: The Little Book of Common Sense Investing (Wiley)

Deja un comentario