¿Qué es la riqueza? Cómo ser rico en todos los sentidos

Nos pasamos la vida intentando conseguir más dinero. Pensando que cuando lo consigamos seremos felices definitivamente y todos nuestros problemas desaparecerán por arte de magia.

Cuando finalmente lo conseguimos, nos damos cuenta de que es demasiado tarde, hemos desaprovechado nuestra vida persiguiendo cosas superfluas.

Descubrimos tarde que el dinero no compra directamente nuestra felicidad.

Porque el dinero es un medio, y no un fin. Un medio para hacer las cosas que amamos hacer sin que nadie nos obligue, para pasar tiempo con nuestros seres queridos sin mirar el reloj y para regalarnos tiempo a nosotros mismos.

Este artículo es una reflexión sobre todas aquellas cosas que el dinero no puede comprar, pero que son igual (o más) de importantes.

“La eterna desilusión de que hay algo ahí fuera que te hará feliz.” @naval

La primera cosa que averiguas cuando empiezas a tener dinero, es que sigues siendo exactamente la misma persona. El dinero soluciona todos tus problemas financieros (si un problema puede ser resuelto con dinero no es un problema, es un gasto). Pero no es una llave maestra para cerrar todos tus problemas.

Hay gente con millones de euros en el banco, que son tremendamente infelices por dentro, con familias destrozadas, un físico que da pena, y cada vez más desgraciados. Hay gente pobre que, pesar de no tener nada, tienen lazos familiares fuertes, se levantan todos los días motivados para mejorar y agradecen lo poco que tienen. Todo está dentro de ti.

El número de tu cuenta corriente no determina tu grado de satisfacción. Parece obvio. Pero mucha gente se confunde en una sociedad donde se glorifica (o envidia) a los ricos. Hay otras cosas más importantes que el dinero y que son más difíciles de obtener. Veamos cuáles son…

Ahorrar sin darte cuenta

Cuando el dinero deje de ser un fin en sí mismo y pase a ser un actor secundario en tu vida será mucho más fácil mantenerlo y ahorrarlo.

Te darás cuenta la mayor parte de las cosas que hacen de esta vida digna de ser vivida son gratis, o cuestan muy poco. E invertirás tu tiempo (y no tu dinero) en consecuencia.

Algunas cosas que se me ocurren donde tu cuenta corriente permanecerá casi intacta:

  • Un paseo por la naturaleza disfrutando del Sol (gratis)
  • Un café con un buen amigo y una buena conversación (1€)
  • Pasar tiempo en familia y desarrollar lazos familiares fuertes (gratis)
  • Leer un buen libro (prácticamente gratis)
  • Meditar o escribir tus pensamientos (gratis)
  • Ayunar (gratis, y de paso mejorarás tu salud)

Asociamos incorrectamente que “gastar o consumir” es igual a “disfrutar o felicidad”. Que no te engañe el marketing asociativo. Se puede ser feliz sin un botellín de Coca-Cola

Al detectar lo verdaderamente importante, destinarás tus recursos a ello. podrás aumentar tu colchón frente a imprevistos ahorrando más e invertir en fondos indexados. Al ver como crece tu patrimonio tendrás mucha más tranquilidad para seguir haciendo las cosas que te llenan de verdad. Es un loop que se retroalimenta en pos de tu felicidad.

¿Por qué ganar más dinero?

“Seek wealth, not money or status. Wealth is having assets that earn while you sleep. Money is how we transfer time and wealth. Status is your place in the social hierarchy.” Naval Ravikant

Persigue aumentar tu riqueza (y no únicamente conseguir dinero) para mejorar tu calidad de vida, y no tu estatus.

La riqueza (financiera) es poseer activos que ponen dinero en tu bolsillo mientras duermes. (inversiones en Bolsa, bienes inmuebles o negocios)

El dinero es una simple transferencia entre riqueza y tiempo (por ejemplo, una nómina). Alguien que tiene más riqueza que tú compra parte de tu tiempo.

El estatus es como las otras personas piensas que vives.

Tu calidad de vida es cómo vives realmente.

Tener claro todos estos conceptos nos ayudará a destinar el dinero a lo verdaderamente importante.

Las cosas que el dinero no puede comprar

«A fit body, a calm mind, a house full of love. These things cannot be bought – they must be earned.»Naval Ravikant

No importa que te llames Bill Gates, Amancio Ortega o Jeff Bezos, hay cosas que jamás podrás comprar.

Tu forma física, tu salud mental y tus relaciones íntimas son cosas que deberás cultivar diariamente. No se pueden adquirir con una simple transacción.

Las tres en conjunto te reportarán mucha más felicidad y satisfacción que todo el dinero del mundo junto.

Piénsalo. ¿De qué sirve ser rico si no tienes ni la energía suficiente ni con quién compartir la buena fortuna?

Persigue a diario mejorar tu salud, tener una mente tranquila, en calma, agradecida, enfocada en el presente y consciente. Y una casa llena de amor, donde todos los días sean como una fiesta. No hay una inversión con mayor retorno sobre la cotización de tu bienestar.

4 tipos de riqueza que deberíamos perseguir

Ser rico íntegramente es poseer estos cuatro tipos de riqueza.

Riqueza financiera (dinero)

El dinero libera o esclaviza según se utilice. Puedes hipotecarte de por vida en una casa y un coche muy por encima de tus posibilidades, o tratar de vivir modestamente tratando de asignar tu tiempo y tu dinero en otras cosas más importantes.

El dinero puede resolver todos tus problemas financieros, los cuales suelen la primera causa de insatisfacción de la gente.

El dinero te permite comprar tu libertad en el mundo material. Es importante, pero no suficiente.

El dinero te permite dejar de hacer las cosas que no quieres hacer. En definitiva: comprar tiempo para ti, lo más valioso que puedes adquirir.

Debes de invertir la riqueza financiera que generes (ya sea tu trabajo habitual, ingresos pasivos o plusvalías de inversiones de Bolsa) en los otros tipos de riqueza (temporal, física y social) si quieres maximizar tu felicidad.

Riqueza social (relaciones)

La más importante para tener una vida feliz y larga es ser rico en amistades, aunque suene un poco cursi. Según esta charla TED de Robert Waldinger que cita a un estudio llevado a cabo en Harvard durante más de 100 años, las personas que más felices han sido a lo largo de su vida han sido las personas que han desarrollado los lazos personales más fuertes.

Céntrate en cultivar a diario tus relaciones con tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo… Todo ello enriquecerá tu vida, y también tu salud.

La riqueza temporal (libertad)

“The ultimate purpose of money is so you don’t have to be in a specific place, at a specific time, doing anything you don’t want to do.” Naval Ravikant

De nada sirve todo lo demás si no tienes el tiempo suficiente para hacer diariamente lo que amas hacer, para dar un paseo por la montaña o el mar, ir al cine a ver la película que estabas esperando que estrenaran, leer el libro que siempre tienes pendiente, pasar tiempo en familia, o tomarte unas cervezas con tus amigos perdiendo la noción del tiempo.

El tiempo es más valioso que el dinero e invertir en ti es la inversión más valiosa que puedes hacer. Tiempo libre para gastar en ti es un tipo de riqueza que nunca encontrarás en la cuenta bancaria de tu banco.

La riqueza física (salud)

Cada segundo que pasa nuestras células se oxidan y envejecemos. Tenemos una fecha de caducidad escrita. Memento mori: estamos en este mundo de alquiler. La salud no es negociable.

Lo mejor de ti se consigue a través de tu mejor versión física. Mens sana in corpore sana. Cuando estás en tu mejor física estarás lleno de energía, positivismo y buenas vibraciones. Este imán de cosas buenas es una riqueza que no se puede comprar con dinero.

La riqueza según Nassim Taleb

Creo que es muy interesante este extracto del libro Antifrágil, de Nassim Nicholas Taleb, para entender qué significa ser rico de verdad. Lo más curioso es que nuestros abuelos y padres ya hacían la mayoría de ellas de forma automática. Es nuestra generación la que se está perdiendo lo mejor de la vida.

“La verdadera riqueza consiste en dormir sin preocupaciones, tener la conciencia tranquila, practicar la gratitud recíproca, vivir sin envidias, tener buen apetito, fortaleza muscular y energía física, reírse con frecuencia, no comer solo, no ir a clases de educación física, realizar algún trabajo (o pasatiempo) físico, no visitar salas de reuniones, ir bien de vientre y recibir alguna que otra sorpresa periódica”

Conclusión

Si tienes estos cuatro tipos de riqueza en tu vida podrás decir que eres rico de verdad. No te faltará absolutamente nada. Habrás rellenado todos los huecos que necesitas rellenar

Como habrás podido averiguar el dinero es importante si lo conseguimos desviar a lo verdaderamente importante. Hay cosas que no se pueden comprar. Hay que ganárselas.

Tener mucho dinero no te garantizará ser feliz, pero tener problemas financieros te harán un infeliz con grandes probabilidades.

Desde mi punto de vista debes perseguir por orden: 1) Salud 2) Família y amistades 3) Dinero y carrera profesional. De esta forma será sostenible en el largo plazo y conseguirás sacar la mayor felicidad por euro invertido.

Espero haberte ayudado a comprender la relación que deberíamos de tener con el dinero desde mi punto de vista, y no la que impera en la sociedad de hoy en día. ¡Me encantaría escuchar tu opinión! 😊

1 comentario en “¿Qué es la riqueza? Cómo ser rico en todos los sentidos”

Deja un comentario