Decálogo

Los 10 mandamientos que pondrán el dinero a trabajar por ti, aumentando tu patrimonio y felicidad. Si los cumples a rajatabla obtendrás la libertad y el tiempo necesarios para asignárselo a lo verdaderamente importante.

Puedes leerlo tantas veces como necesites para nunca desviarte del camino.

1️⃣ Tendrás las prioridades claras y gastarás dinero en consecuencia

Primero va la salud, luego la familia/amistades y finalmente el dinero.

El dinero, sin salud ni con quién compartirlo, no es nada. Papel mojado.

El dinero es un medio y no un fin.

Puedes empezar leyendo: ¿Qué significa ser rico?

2️⃣ Invertirás para aumentar tu riqueza y mejorar tu calidad de vida, no simplemente para ganar dinero o comprar signos de estatus

La riqueza es poseer activos que ponen dinero en tu bolsillo mientras duermes.

El dinero es una simple transferencia entre riqueza y tiempo.

El estatus es como las otras personas piensas que vives.

Tu calidad de vida es cómo vives realmente.

Capisci?

3️⃣ Asumirás la responsabilidad de gestionar tu dinero inteligentemente y de aprender más sobre educación financiera

Adquirir cultura financiera será una de las cosas que mayor impacto positivo tenga en tu vida. Recuerda: más educación financiera hoy, más riqueza y libertad mañana.

Tener más dinero no te garantizará la felicidad, pero gestionarlo mal sí que te garantizará con grandes probabilidades la infelicidad.

Adquirirás el compromiso firme de aprender más sobre finanzas personales, gestión del dinero e inversión en Bolsa. Porque invertir en conocimiento es la mejor inversión.

4️⃣ Invertirás la mayor parte en fondos indexados.

La gestión pasiva te ofrecerá las mayores rentabilidades a largo plazo, con una cartera globalmente diversificada, mientras que pagas unas comisiones bajas.

Al invertir en el progreso humano y tecnológico, sabrás que tus ahorros están el sitio adecuado. Podrás dormir plácidamente por las noches.

Puedes seguir la regla de la haltera si quieres invertir en otros productos. 90% en inversiones seguras (fondos indexados), 10% en inversiones arriesgadas o especulación (trading, cryptodivisas, startups…)

Los primeros son para construir un patrimonio. Los segundos para “jugar” y pasártelo bien.

5️⃣ Invertirás a largo plazo, serás paciente y nunca te dejarás llevar por tus emociones.

Rendirás tributo a la capitalización compuesta (ganancias acumuladas generan crecimiento exponencial) y al coste medio ponderado (con inversiones periódicas la rentabilidad tiende a regularse con el tiempo).

Con el tiempo suficiente, ambos tienen el poder de convertir tus pequeños ahorros en una gran fortuna. ¡Empieza por creértelo!

Jamás comprarás por codicia, ni venderás por miedo. Y siempre seguirás el camino, sin desviarte un ápice. Stay the course!

6️⃣ Comprarás pocas cosas, pero de calidad

Menos es más. Vivirás un estilo de vida sencillo, frugal y enfocado en lo verdaderamente importante. Sabrás reconocer la señal entre el ruido.

Dejarás de consumir compulsivamente, y buscarás valor (y no sólo precio) en todo lo que compres. Entenderás al marketing detrás de cada producto, el poder de las empresas para meterte su producto en tu bolsillo y te guiarás por tus valores intrínsecos para tomar decisiones.

La simplicidad es la última sofisticación.

Aunque como he dicho en el mandamiento #1, no escatimarás un euro en lo verdaderamente importante. No te perderás momentos mágicos por ser un tacaño. Aunque tampoco te dejarás llevar por un estilo de vida hedonista gobernado por la gratificación instantánea. Encuentra tu equilibrio.

7️⃣ Mantendrás un colchón de liquidez frente a imprevistos

De nada sirve invertir todo el dinero, si cuando surge un imprevisto no tienes con qué pagarlo. Antes de invertir, forjarás un colchón que te permitirá no tocar el dinero invertido y dormir plácidamente por las noches. Mínimo 6 meses. Idealmente más de 1 año.

Vender tus inversiones por necesidad lastrará la mayor parte de la rentabilidad. No lo olvides.

Colchón es sinónimo de tranquilidad.

 8️⃣ Te pagarás a ti mismo primero

Ahorrarás como mínimo el 10% de tu salario. Idealmente invertirás otro 10% de tus fuente de ingresos.

A principio de mes, nada más recibir tu flujo de tesorería, retirarás ese dinero a tu cuenta de ahorro y a tu broker de inversiones indexadas. De lo contrario no sabrás cuánto estás ahorrando y gastando realmente.

Que no te engañen. Así se construye una fortuna. Destinando un pedacito del pastel a tu “yo” futuro. Mes a mes. Con una disciplina férrea.

9️⃣ Controlarás todos tus gastos e ingresos

La información es poder.

Te obligarás a controlar tu dinero para saber realmente cuál es tu % de ahorro y en qué partidas sueles gastar tus ingresos. Podrás analizar a vista de pájaro tus finanzas personales y actuar en consecuencia.

Sin un sistema de tracking adecuado nunca sabrás de dónde partes ni a dónde vas. La contabilidad doméstica (aunque sea aburrida) es tremendamente poderosa. Automatiza y vencerás.

1️⃣0️⃣. Empezarás a seguir a Dinerobolsa.com 😎