Fondos indexados cotizados (ETFs) para dummies. La democratización de la inversión

invertir con fondos indexados cotizados ETFs

“La inversión en Bolsa es sólo para ricos.”  Meeec, ¡error!

Bienvenidos a la democratización de la inversión. A lo que se conoce como inversión indexada a través de ETFs.

La palabra “ETF” viene de las siglas Exchange-Traded Fund. La traducción en la lengua de Cervantes es “fondo indexado cotizado”.  Se trata de un producto de inversión que todo el mundo debería conocer por la multitud de ventajas que ofrece y su sencillez.

A continuación, fondos indexados cotizados para dummies. Ahorrándote años de prueba de error, pero sobre todo de no perder dinero. Volvamos a la definición para entender mejor frente a qué estamos.

“Cotizado” significa obviamente que cotiza en Bolsa. Que se compra y vende en mercados cotizados como el Nasdaq o el S&P norteamericano o el IBEX 35 español. Básicamente que tú como inversor particular tienes acceso completo a ellos con las mismas bajas barreras de acceso.

Indexar significa literalmente: “hacer índices”.  Un ETF crea un índice bajo ciertas condiciones y automatiza las inversiones completamente. No hay ningún gestor detrás. Eso es lo que se conoce como gestión pasiva del capital. Por esta razón resulta ser un vehículo de inversión tan barato.

Un ETF aglutina en un sólo fondo multitud de activos financieros para hacer la inversión mucho más fácil. Pueden ser las 35 empresas del IBEX 35 de una forma ponderada, cientos de empresas que repliquen a un sector en concreto, o que cumplan ciertas características. Por ejemplo, hay ETFs que replican a empresas que se dedican a la inteligencia artificial y a la robótica. También hay fondos indexados cotizados que se dedican al sector del petróleo o la energía.

Hay ETFs que seleccionan las empresas que más dividendos reparten. Otros que intentan replicar al precio del oro. ¿Te suena lo de invertir directamente a un índice bursátil? Eso se consigue a través de un fondo indexado cotizado también.

La lista de posibilidades que te permite un ETF es casi interminable. El único límite es la creatividad.

Lo que tienes que sacar como inversor es que un ETF te permite diversificar en multitud de activos invirtiendo en tan sólo uno y además de una forma asombrosamente barata. Magia bursátil.

¿Por qué comprar un ETF antes que acciones o bonos?

  • Menos riesgo. Al invertir en multitud de activos tendremos una cartera perfectamente diversificada. No importa que una empresa tenga un mal comportamiento si hay otra que lo hace mejor. Lo que importa es el total, la suma ponderada de todos. A través de un ETF nunca tendremos todos los huevos en la misma cesta y/o compañía. El riesgo de pérdidas se reducirá considerablemente.
  • Menos trabajo y tiempo empleado en seleccionar la inversión. Deja a un profesional que elija todas las inversiones por ti y dedica tiempo para lo realmente importante. En el caso de un ETF tienen unos objetivos concretos y definidos que automatiza las inversiones para hacerlas pasivas. Ten claro únicamente hacia dónde va el capital y la rentabilidad histórica para hacerte una idea de lo que puedes obtener. No necesitas saber nada más.
  • Menos comisiones. Un fondo indexado suele tener unas comisiones inferiores del 1% al ser un activo de inversión autopilotado. En muchos casos incluso te puede costar menos del 0,5% si eliges inteligentemente. ¿Entiendes ahora lo de democratización de la inversión? Es igual de accesible para todos.

ETFs VS Fondos de inversión

A pesar de que un fondo de inversión es algo similar a un fondo indexado cotizado (ambos unen capital de muchos partícipes para invertir en algo común) existen unas diferencias que pueden marcar la diferencia.

  • No existe una mínima cantidad para invertir. Por lo que todos los inversores (sin importar su patrimonio) podrán empezar a utilizarlo con las mismas condiciones aprovechándose de los mismas ventajas inversoras.
  • Precios en tiempo real. Cada vez que compras o vendes podrás conocer exactamente cuánto pagas o cuánto recibes.

¿Entiendes ahora por qué digo que todo el mundo debería saber de la existencia de los ETFs? Difunde la palabra entre tus conocidos para que empiecen a rentabilizar sus ahorros.

Para empezar a invertir en un fondo indexado cotizado sólo tienes que encontrarlo en tu bróker de confianza y darle al botón comprar. La mayoría de ellos tienen disponibles los proveedores de ETFS más famosos y utilizados. Como Vanguard, Lyxor y iShares. Algunos de ellos están respaldados por los mayores fondos de inversión y bancos del mundo como BlackRock y Société Générale.

Cualquier duda que tengas estaré encantado a responderte.

Fuente: Vanguard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *