Los 4 tipos de riqueza que deberías perseguir. Por qué solo el dinero no te hará rico

 

“A fit body, a calm mind, a house full of love. These things cannot be bought – they must be earned.”

“Seek wealth, not money or status. Wealth is having assets that earn while you sleep. Money is how we transfer time and wealth. Status is your place in the social hierarchy.” Naval Ravikant

Riqueza financiera

Tener el capital para hacer lo que quieres y cuando quieres. Alcanzar la libertad financiera es esa quimera que todo el mundo debería perseguir. Más que nada porque estamos condenados a no tener pensión pública. Desde que recibimos nuestro primer sueldo deberíamos ahorrar y posteriormente invertir al menos el 10% del montante. Es invertir en tu“yo” futuro. Si no lo haces hoy lo pasarás mal mañana.

Aparte de tener un trabajo que te llene y te dé una buena fuente de ingresos, es importante invertir los excedentes para que te generen más dinero en el futuro. Una fantástica forma de empezar es invertirlos a un ETF ligado a un índice bursátil. Invertir directamente al progreso humano.

Lo idílico son los ingresos pasivos que se generan mientras duermes y tener el suficiente capital para no trabajar en algo que no te gusta ni un día más. Hay que luchar para conseguirlo. Debería ser nuestro faro financiero.

La financiera es la primera cadena de la que debemos liberarnos. Pero necesitamos otros tipos de riqueza a veces incluso más importantes.

Riqueza social

La más importante para tener una vida feliz y larga es ser rico en amistades, aunque suene un poco cursi. Según esta charla TED que cita a un estudio llevado a cabo en Harvard durante más de 100 años, las personas que más felices han sido a lo largo de su vida han sido las personas que han desarrollado los lazos personales más fuertes.

Céntrate en cultivar a diario tus relaciones con tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo… Todo ello enriquecerá tu vida, y también tu salud.

La riqueza del tiempo

De nada sirve todo lo demás si no tienes el tiempo suficiente para dar un paseo por la montaña o el mar, ir al cine a ver la película que estabas esperando que estrenaran, leer el libro que siempre tienes pendiente, o tomarte unas cervezas con tus amigos perdiendo la noción del tiempo.

El tiempo es más valioso que el dinero e invertir en ti es la inversión más valiosa que puedes hacer. Tiempo libre para gastar en ti es un tipo de riqueza que nunca encontrarás en la cuenta bancaria de tu banco.

La riqueza física

Cada segundo que pasa nuestras células se oxidan y envejecemos. Tenemos una fecha de caducidad escrita. La salud no es negociable.

Lo mejor de ti mental y emocionalmente se consigue a través de tu mejor versión física. Cuando estás en tu mejor física estarás lleno de energía, positivismo y buenas vibraciones. Este imán de cosas buenas es una riqueza que no se puede comprar con dinero. Sólo te lo darán el sacrificio, el esfuerzo y el ser constante. Aunque suene a la típica frase de ‘motivao’ del gym, esto es así.

Si tienes estos cuatro tipos de riqueza en tu vida podrás decir que eres rico de verdad. No te faltará absolutamente nada. Habrás rellenado todos los huecos que necesitas rellenar.

También depende mucho de cada persona las preferencias de cada tipo de riqueza. Hay personas que no les importa sacrificar la riqueza del tiempo para tener más riqueza financiera. Hay otras que pasar tiempo con amigos y familia lo consideran una prioridad.

La clave está en encontrar tu equilibrio personal.

Fuente: James Clear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *