4 formas de gastar dinero. ¿Son tus gastos inteligentes?

gastar dinero inteligentemente

No todos los gastos son iguales ni nos aportarán lo mismo. Distinguir las distintas formas de gastar dinero nos ayudará a conocernos mejor financieramente y a diferenciar entre gastos innecesarios o inteligentes.

Una vez analizados nuestros gastos y puestos en una categoría podremos ahorrar mensualmente mucho más eliminado todos aquellos que no nos aportan nada.

A través de mi experiencia personal he encontrado 4 tipos de gastos:

  1. Gastos para cubrir nuestras necesidades vitales
  2. Gastos en experiencias enriquecedoras
  3. Gastos para para proyectar estatus social
  4. Gastos (o inversiones) para alcanzar la libertad financiera

Te recomiendo que frecuentemente te preguntes dónde clasificarías cada gasto. En poco tiempo conocerás mejor tus finanzas personales y sabrás si estás gastando dinero tontamente a expensas de otros con más impacto positivo.

piramide de gastos maslow

Gastar dinero para cubrir nuestras necesidades vitales

Es todo lo que gastamos por obligación y que necesitamos para vivir. En un país desarrollado algunos gastos típicos englobados en esta categoría serían el alojamiento (alquiler o hipoteca, electricidad, agua y gas), Internet y teléfono, alimentación y ropa básica.

A diferencia de las otras formas de gastar dinero, aquí no tenemos elección.

Gastar dinero en experiencias enriquecedoras

Hay un tipo de gasto que no va a fondo perdido. Son experiencias que realzarán tu espíritu, te ayudarán a mejorar en alguna área y te recordarán lo bonito que es vivir. No todo es trabajar para ahorrar. De lo contrario qué vida más triste…

Los siguientes gastos se podrían considerar una inversión que hacemos en nosotros mismos. Gastando con cabeza no te sientas culpable gastando en…

  • Viajar, conocer nuevos lugar y culturas. Una buena forma de abrir nuestra mente y comprender la gran diversidad que tenemos disponible para visitar. Desde hacer una escapada a Bruselas hasta pasar unas Navidades esquiando en Andorra. Viajes más exóticos a otros continentes o acampadas a la aventura en un cámping.
  • Libros. Comprarme 3-4 libros al mes entra dentro de mi rango. Leer al menos 30 minutos al día es un hábito inamovible en mi rutina diaria. Demasiados beneficios para ignorarlos.
  • Eventos. Ya sea tirarte en tirolina en un parque de aventuras, ir al cine o al teatro, hacer un scape room, o cualquier cosa que te haga disfrutar como un niño. Gastar en aquello que te haga feliz (en su justa mesura) no debería generar debate en tu mente.
  • Deporte. La tarifa mensual del CrossFit o de tu gimnasio favorito, yoga o pilates. Todo el dinero que gastemos mejorando nuestra salud no debería de dolernos.
  • Hacer un curso o un máster. Saciar nuestra curiosidad y llevar nuestro CV a otra dimensión.
  • Gastronomía. Personalmente me encanta comer. Desde unas tapas económicas en La Latina, hasta un restaurante más gourmet. Son experiencias para nuestros sentidos.
  • Gastos hormiga (¡cuidado¡). Hay un tipo de gastos que pasan desapercibidos pero que mejorarán nuestra experiencia y nos darán calidad de vida. La suscripción de Spotify, Netflix, HBO, picotear en bares de vez en cuando, snacks o el café diario que te tomas fuera… Son experiencias enriquecedoras siempre que los usemos inteligentemente. Debemos tener en cuenta que muchas cosas pequeñas suman en grande y reducir aquellos gastos hormiga tontos.

Gastar dinero en signos de estatus para proyectar nuestro ego sobre la sociedad

«No compres cosas para sentirte importante.

No compres cosas para proyectar un estatus que no existe.

No compres cosas para competir con amigos.

No compres cosas para impresionar a desconocidos.»

Life Math Money

Ropa de diseñador, el último móvil del mercado, un coche más rápido, una casa más grande, un viaje o concierto que ves a través de la pantalla para impresionar a la gente…

¿De verdad son necesarios? ¿Hay mucha diferencia en cuanto a calidad de un traje de Zara a uno de Armani? ¿Nos aportará mucho tener el último móvil del mercado casi idéntico al modelo anterior? ¿No nos transportará igualmente del punto A al punto B un Volkswagen que un Aston Martin? ¿No nos acabaremos adaptando a una casa más grande y encima requerirá luego más mantenimiento?

Aunque muchas veces lo barato sale caro, y es mejor gastarse más dinero en algo de calidad, muchas otras veces acabamos gastando (yo el primero) de más en cosas para impresionar a gente que en realidad no nos importan.

Evita lo máximo que puedas esta forma de gastar dinero.

Invertir nuestro dinero para comprar nuestra libertad financiera

El gasto más inteligente que podemos hacer. Personalmente recomiendo invertir mínimo un 10% de nuestra fuente de ingresos. Un 20% sería lo más recomendado. Todo lo que sea más de esas cifras nos ayudará a alcanzar más rápidamente nuestra libertad financiera.

¿Por qué deberías perseguir la independencia financiera? Por dos razones 1) para no tener que preocuparte más por el dinero. 2) Para tener un control completo sobre tu tiempo. Básicamente ser dueño completo de tu vida.

Una de las mejores formas de acercarnos más a la libertad financiera es a través de la inversión en Bolsa. Pincha en el post para saber las claves y empezar a rentabilizar de una forma inteligente tus ahorros.

Una cuestión de porcentajes

Al hacer tracking sobre todos tus gastos sabrás que porcentajes gastas en cada categoría y podrás actuar en consecuencia. ¿Por qué aplicar porcentajes? Porque cada persona maneja unos números, y así podrá adaptar dónde gastar a su medida. Unos ratios que intento perseguir personalmente:

  • 20% para invertir en mi libertad financiera (actualmente lo hago a través de gestores automatizados o robo advisors)
  • 50% en gastos necesarios vitales (alquiler, comida, distintas facturas….)
  • 45% experiencias enriquecedoras 
  • 5% en gastos innecesarios para proyectar estatus. Aunque lo ideal es 0%, siempre nos gusta darnos ese «caprichito». 

¡Espero que te haya gustado y servido!


Una de las mejores formas para analizar nuestra forma de gastar es hacerlo a través de Fintonic. Gracias a la Inteligencia Artificial tendremos información completa sobre nuestras finanzas y podremos ahorrar entre 2.000 y 5.000 euros al mes sin esfuerzo.

4 formas de gastar dinero. ¿Son tus gastos inteligentes?
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *